Para invertir en materias primas con éxito conoce los secretos del comercio de materias primas y distinguen entre los distintos tipos de mercados financieros. Operar con materias primas es diferente a operar con acciones.

Es un juego diferente, pero un juego que vale la pena aprender para los inversores. Cada instrumento de inversión es único en lo que respecta a la mejor manera de generar beneficios al operar con él.

 

Ventajas de invertir en materias primas

A diferencia de la negociación de acciones o la inversión en fondos de inversión o ETF, la negociación de materias primas ofrece un enorme apalancamiento. En el comercio de futuros de materias primas, normalmente sólo tiene que poner alrededor del 10% del valor total del contrato.

El caso S&P 500

Puede tener un contrato de futuros del índice S&P 500 con un depósito de margen de poco más de 20.000 dólares, mientras que se necesitarían varios cientos de miles de dólares para comprar cada una de las acciones reales contenidas en el índice. Una subida del 20% en el índice le reportaría un beneficio de más del 100% por la compra de un contrato de futuros.

Obtendría aproximadamente la misma cantidad absoluta de dólares en beneficios que por la compra de todas las acciones del índice, pero sólo necesitaría poner una inversión mucho menor para obtener ese beneficio.

Comercio de CFDs

El comercio de futuros de materias primas también puede ofrecer comisiones y costes de negociación más bajos, aunque con todos los corredores de bolsa de descuento que existen ahora, esto no es un problema como lo era hace 20 años.

El comercio de materias primas tiene una ventaja sobre las inversiones líquidas, como los bienes inmuebles, ya que todo el dinero de su cuenta que no se esté utilizando para marginar las posiciones de mercado que mantiene, está a su disposición en cualquier momento.

Diversificación dentro de la simplicidad

Una ventaja realmente clave -una doble ventaja, en realidad- que tiene el comercio de materias primas es que ofrece diversificación dentro de la simplicidad. Existen futuros para invertir en materias primas que cubren prácticamente todos los sectores de la economía: futuros agrícolas, energéticos, metales preciosos, divisas e índices bursátiles. 

Para invertir en materias primas hay que saber separar paja de trigo

A diferencia del mercado de valores, donde hay miles de acciones entre las que elegir -a menudo cientos dentro de un mismo sector-, sólo hay unas pocas docenas de contratos de futuros sobre materias primas que considerar

Si los precios del algodón suben, se puede obtener un gran beneficio invirtiendo en contratos de futuros del algodón; mientras que si se negocian acciones, hay cientos de empresas entre las que elegir cuya fortuna podría verse afectada por el precio del algodón

Es posible que acabe comprando acciones de una empresa cuya cotización caiga, debido a otros factores del mercado, a pesar de un cambio favorable para la empresa en términos de precios del algodón.

Invertir en materias primas es de bajo riesgo

Por último, en el comercio de materias primas, es tan fácil obtener beneficios vendiendo en corto como comprando en largo. No hay restricciones para la venta en corto como en los mercados de valores. 

Tener la posibilidad de beneficiarse con la misma facilidad de la caída de los precios que de la subida es una gran ventaja para el inversor.

 

Este es uno de los secretos poco conocidos de invertir en materias primas

Los operadores de materias primas que tienen éxito casi siempre se especializan en la negociación de un solo mercado, como el del algodón, o de un pequeño segmento del mercado, como los metales preciosos o los futuros de cereales.

Nadie ha ofrecido todavía una razón completamente satisfactoria para este hecho, pero sigue siendo un hecho que muy pocos operadores parecen capaces de operar en todos los mercados de materias primas por igual. 

Paradojas de invertir en materias primas

invertir en materias primas algodonEn la década de 1980, había un operador bastante conocido que tenía un historial de operaciones casi impecable en el mercado del algodón. Copiar sus operaciones en el mercado del algodón habría sido lo más parecido a imprimir montones de dinero para uno mismo. Año tras año, predijo los máximos y mínimos del mercado y los cambios de tendencia casi como si hubiera viajado al futuro y ya los hubiera visto todos.

Sin embargo, este mismo comerciante de algodón increíblemente brillante tenía un defecto fatal: también le gustaba comerciar con el mercado de la plata. Por desgracia para él, era tan escandalosamente malo en el comercio de la plata como escandalosamente bueno en el comercio del algodón. 

Aprende de esta historia

Su debilidad se vio agravada por el hecho de que, mientras que normalmente operaba con tendencias a largo plazo en el mercado del algodón, operaba diariamente en el mercado de la plata, lo que le proporcionaba nuevas oportunidades de perder dinero cada día de la semana.

¿Cómo le funcionó todo esto? Bueno, en un año en el que ganó más de un millón de dólares operando con futuros de algodón, terminó registrando una pérdida neta en las operaciones del año. Así es, su horriblemente mala operación con la plata había anulado con creces todas sus enormes ganancias en el comercio del algodón.

Final feliz

Afortunadamente, esta historia tiene un final feliz. Después de dos o tres años de perder dinero obstinadamente en el mercado de la plata, el caballero finalmente aceptó el hecho de que «simplemente no puedo comerciar con la plata», y muy sabiamente dejó de hacerlo. 

Siguió acumulando una fortuna comerciando con algodón durante los siguientes años, y finalmente se retiró del comercio con la muy concisa proclamación de que «ya he ganado suficiente dinero y me he divertido lo suficiente».

Para invertir en materias primas encuentre tu mercado

Puede llevar algo de tiempo -y algunas operaciones perdidas- hacerlo, pero no es tan difícil determinar, durante un periodo de tiempo razonable, lo que parece que se le da bien operar, y lo que no se le da bien. 

Una simple revisión de sus operaciones durante, digamos, un periodo de seis meses, debería mostrarle con bastante claridad en qué mercados le va bien con frecuencia y en cuáles no

A medida que vaya operando, probablemente también desarrollará una idea de los mercados en los que se siente más seguro. Confíe en sus instintos. Si le resulta fácil operar con futuros del petróleo, siga con ello y no intente complicarse la vida tratando de dominar algún mercado que le resulte obviamente difícil. 

¿Por qué complicar su vida comercial más de lo necesario?

Es probable que le vaya mucho mejor si se adentra gradualmente en mercados relacionados, como el del gas natural.

Los grandes operadores institucionales, como los bancos, han aprendido bien esta verdad básica sobre el trading. En las mesas de negociación de un banco, rara vez, o nunca, encontrará a la misma persona asignada a la negociación del mercado del oro y del mercado de la soja.

Lo habitual es que la negociación de materias primas esté muy especializada, y que un operador o un equipo se dedique a la negociación de un solo segmento de los mercados de futuros, como los futuros de energía o los de metales preciosos.

Un 2021 volátil para invertir en materias primas 

Si eres un aficionado del alto riesgo el 2021 de las materias primas te hubiera resultado muy interesante. La volatilidad de este sector fue vertiginosa y se requirió de jugadores realmente experimentados para no perderse entre tanto vértigo. 

Algunas materias primas siguieron su curso ascendente como el caso del litio, otras como el hierro y la madera han sufrido significativas caídas. Se extrañan los años dorados y predecibles del crecimiento chino, el cual, es justo decirlo, nos malcrió a todos un poco a principios de este siglo. Hace ya un tiempo que el precio de las materias primas parece librado a una lógica caótica que pocos pueden predecir con algún tipo de seguridad. 

Tanto los altibajos de la economía china, como las engañosas trayectorias de EEUU y los países de Europa, sumados a la irregular participación de las economías en desarrollo hacen de las materias primas un mercado muy volátil. A todo esto hay que sumar las complicaciones que introdujo el covid en todas las cadenas de producción, transporte y distribución imaginables.

invertir en materias primas

La agenda verde

Tanto los ambiciosos proyectos gubernamentales como los preocupantes efectos del cambio climático impactan directamente en los valores de mercado de las distintas materias primas. Ya sea por el cambio de paradigma a nivel de materias primas elegidas por un criterio de baja de la emisión de gases perjudiciales o el impacto del cambio climático en las cosechas o en el clima, el mercado aún no sabe exactamente por donde ir de manera estable. Esto se notó especialmente en este 2021 tan surcado por la impredictibilidad.

Leave a Reply